InternacionalMundo

Hallan estatua de mármol de un dios griego en Bulgaria 

Un grupo de arqueólogos búlgaros ha realizado un hallazgo sorprendente durante una reciente excavación en la antigua ciudad romana de Heraclea Sintica, ubicada en el suroeste de Bulgaria, cerca de la frontera con Grecia. La excavación reveló una estatua de mármol de más de dos metros de altura que representa al dios griego Hermes, en un estado de conservación excepcional.

La estatua fue descubierta en una antigua alcantarilla, cubierta cuidadosamente con tierra, lo que probablemente ayudó a su preservación después de que un terremoto devastara la ciudad alrededor del año 388 d.C. “La cabeza está muy bien conservada, aunque tiene algunas fracturas en las manos”, explicó Lyudmil Vagalinski, director del equipo de arqueólogos. Esta técnica de enterramiento puede haber sido clave para la preservación de la estatua.

Según los primeros análisis, la estatua fue tallada en un bloque entero de mármol, probablemente en el siglo II. “Todavía tenemos mucho trabajo por hacer y no quiero sacar conclusiones precipitadas, pero a partir de ahora puedo decir que esta antigua estatua no solo es la mejor conservada entre las descubiertas aquí, sino también en Bulgaria en general”, añadió Vagalinski.

"
"

El brazo izquierdo de la estatua, envuelto en tela, aún no ha sido completamente excavado. Las primeras evaluaciones indican que tiene paralelos con otras representaciones del dios Hermes, un tipo iconográfico conocido, pero cuya conservación es un hecho raro.

Vagalinski especuló que los antiguos habitantes de la ciudad enterraron la estatua en este lugar después del gran terremoto del siglo IV, para preservarla para tiempos mejores en una época en la que el cristianismo ya era la religión oficial. “Todo lo pagano estaba prohibido y ellos se sumaron a la nueva ideología, pero aparentemente cuidaron de sus antiguas deidades”, contó el arqueólogo.

El descubrimiento se llevó a cabo en un área privada, lo que añade complicaciones adicionales para la conservación y restauración de la escultura. Por seguridad, los arqueólogos han decidido abrir las rejas del canal y evaluar el estado de las paredes. “Estas estructuras y muros, que son propiedad privada, se están erosionando”, dijo Vagalinski.

Artículos Relacionados

Back to top button