Mundo

Turista pierde la vida tras ser aplastado por un elefante en Sudáfrica

Un trágico incidente ocurrió el pasado fin de semana en el Parque Nacional de Pilanesberg, al norte de Sudáfrica, donde Carlos Luna, un vecino de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), perdió la vida tras ser brutalmente atacado por un grupo de elefantes mientras participaba en un safari fotográfico.

Según confirmó el delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, los hechos tuvieron lugar el domingo pasado, a unos 160 kilómetros de Pretoria, la capital administrativa del país. Un representante del consulado español se desplazó al lugar para gestionar la repatriación del cuerpo de la víctima.

Carlos Luna, de 43 años de edad y encargado de una contrata de limpieza viaria en Ejea, estaba de visita junto a su pareja y dos mujeres más de Johannesburgo al momento del ataque. Según fuentes policiales consultadas por AFP, las mujeres, que salieron ilesas, intentaron advertir a Luna sobre el riesgo de acercarse a los elefantes.

"
"

“Al ver a tres elefantes y tres crías, decidió detener el vehículo y abandonarlo para tomar fotografías”, explicó Sabata Mokgwabone, portavoz de la policía sudafricana. A pesar de las advertencias tanto de sus compañeros de viaje como de otros turistas en la zona, Luna continuó acercándose a los animales.

La Junta de Parques y Turismo del Noroeste de Sudáfrica expresó sus condolencias a la familia y amigos del fallecido, señalando que los turistas son instruidos sobre la importancia de permanecer dentro del vehículo, mantener distancia con los animales y salir solo en áreas designadas.

Artículos Relacionados

Back to top button